AMD Channel News

APU 101: marcamos el ritmo de la innovación

Desde prácticamente todos los puntos de vista, la llegada de la APU de AMD constituye un importante logro en la historia de la informática, un gran adelanto en comparación con las anteriores plataformas de procesamiento.

Al combinar núcleos de procesamiento paralelo y en serie de alto rendimiento para lograr increíbles avances en la informática visual, la seguridad, el rendimiento por vatio y en equipos pequeños, en otras palabras, al unir la CPU y la GPU en una única oblea para aprovechar lo mejor de la nueva era informática, el sector acoge asombrado la APU, que cambiará su curso por completo.


Las APUs en el contexto de la informática heterogénea

La informática heterogénea hace referencia a los sistemas que utilizan más de un tipo de procesador para realizar funciones de cálculo. Son sistemas multinúcleo heterogéneos que ganan rendimiento no simplemente añadiendo núcleos, sino incorporando capacidades especializadas de procesamiento para manejar ciertas tareas.

La APU de AMD es una arquitectura heterogéna, es decir, combina los núcleos x86 de la CPU de uso general con motores programables de procesamiento vectorial, aunando un sofisticado procesamiento escalar de la CPU con un procesamiento vectorial paralelo a gran escala, tradicionalmente asociado a las tarjetas gráficas.

El atractivo de las APUs de AMD es que incluyen hardware tanto escalar como vectorial, así como elementos completos de procesamiento. En las APUs de AMD, se combina un procesador x86 programable y la arquitectura de procesamiento vectorial de una tarjeta gráfica, en una única pieza de silicio por medio de un bus de alto rendimiento. Ambas tienen acceso local a la memoria de alta velocidad y a la caché de la oblea. Las APUs de AMD incluyen una variedad de otros elementos del sistema como los controladores de la memoria, los controladores de E/S, los decodificadores especializados de vídeo, las salidas de pantalla, compatibilidad para USB 3.0 y las interfaces de bus de alta velocidad.

AMD diseñó las APUs para combinar las fortalezas de la CPU y la GPU, proporcionando a los desarrolladores de software una flexibilidad sin precedentes para utilizar el enfoque que mejor se adecue a la tarea de desarrollar nuevas aplicaciones.


Innovamos una solución equilibrada

Otros diseñadores de procesadores han intentado combinar una CPU y una unidad básica de gráfica en un único paquete, pero el resultado ha sido un desequilibrio en el que la GPU carece del rendimiento y de la potencia para afrontar con éxito los desafíos de procesamiento actuales de las tarjetas gráficas... hasta la llegada de las APUs de AMD.

Ninguna otra compañía de procesadores ha intentado esta fusión de una CPU y una GPU usando gráficas dedicadas verdaderamente programables, ni tampoco tarjetas gráficas que pueden programarse utilizando las herramientas estándar del sector de alto nivel como OpenCL™, Direct-Compute y, por supuesto, compatibilidad con la API DirectX® 11 de Microsoft.

Sólo AMD y sus numerosas patentes, su experiencia en tecnología de procesadores x86 y su tecnología líder en tarjetas gráficas, puede proporcionar todo el potencial de las fortalezas combinadas de la CPU y la GPU.


Llegada de la APU AMD Serie A

Con las APUs AMD Serie A, la compañía da un giro tecnológico importante a medida que transiciona su oferta completa de procesadores para sistemas cliente a las nuevas APUs.

Las APUs AMD Serie A están diseñadas para proporcionar intensas experiencias visuales y alto rendimiento a los usuarios finales del mercado multimedia y de juegos. Las aplicaciones de software desarrolladas para estas plataformas pueden utilizar las APUs AMD Serie A para mejorar la calidad del vídeo, con independencia de la fuente, proporcionando así vídeo online de alta definición increíblemente nítido, claro y estable. Las APUs AMD Serie A facilitan aún más la captura, edición y almacenamiento de vídeo de alta definición, así como la búsqueda y el etiquetado rápido de las imágenes.

Además, las APUs AMD Serie A incluyen la tecnología AMD Turbo CORE, que varía el rendimiento de la CPU y la GPU para responder a las demandas de una aplicación en concreto, y la tecnología AMD Power Gating, que mejora la eficiencia energética al encender y apagar los recursos de la CPU y la GPU según la carga de las aplicaciones.


» Más información sobre las APUs de AMD

Vínculos